www.agrosiembra.com
icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif
icon_list/biblioteca.jpg icon_list/sembrar.jpg icon_list/foro.jpg icon_list/clasificados.gif icon_list/noticias.gif icon_list/videos.gif
icon_list/novedades.gif
LA ENERGIA ELECTRICA UN NUEVO CULTIVO PARA EL INVERNADERO
Imprimir
img_noticias/normal_INVERNADERO ELECTRICIDAD.jpg

Este proyecto de investigación realizado a lo largo de dos años, demostró que es posible y compatible la producción de hortalizas bajo plástico junto a la generación de energía eléctrica fotovoltaica mediante la colocación de paneles solares en la cubierta del invernadero.

Se podría pensar que la colocación de estos paneles solares puede producir efectos adversos: uno sobre el cultivo y otro sobre la estructura del invernadero. El primero de ellos, debido al sombreo que producen las placas fotovoltaicas sobre la plantación, restando por tanto una cierta cantidad de radiación fotosintética a las plantas y sombreando zonas concretas del invernadero en detrimento de otras que no están expuestas a este efecto, pudiéndose pensar que la producción puede verse mermada o que ésta pueda perder calidad comercial a la hora de su venta en los canales comerciales habituales. Por otra parte, el segundo de los efectos adversos previsibles surge de la pregunta, ¿están las estructuras de los invernaderos preparadas para soportar el peso de las placas solares?, ya que por desgracia, estamos acostumbrados a ver que tras un granizo o fuerte viento, muchas estructuras de invernaderos no son capaces de soportar esas cargas y sus estructuras colapsan.

Para dar respuesta a estas incógnitas, Novedades Agrícolas ejecutó el proyecto de investigación Geytec, mediante el diseño de un invernadero especialmente adaptado a estas circunstancias, en el que se tuvieron en cuenta aspectos como la inclinación de la cubierta para una mejor captación solar, altura adecuada del invernadero para minimizar las sombras concentradas sobre el cultivo, utilización de plásticos con alta capacidad de difusión de la radiación solar de forma que se eviten sombras, estructura del invernadero rediseñada para soportar las sobrecargas producidas por las placas solares y el correcto cumplimiento de la norma estructural para invernaderos comerciales EN 13031-1. Con todas estas premisas, se procedió al diseño y cálculo de una nueva estructura de invernadero industrial en colaboración con un equipo de investigadores de la Universidad de Almería, pertenecientes al grupo de investigación AGR-199 ‘Tecnología de la producción agraria en zonas semiáridas’, y tras comprobar que el nuevo diseño cumple con todas las especificaciones requeridas por la exigente norma europea en materia de proyecto y construcción de estructuras de invernaderos industriales, se procedió a la construcción de un prototipo para la realización de un ensayo con cultivo de tomate de ciclo largo.

Los resultados obtenidos a lo largo de dos años de investigación, han sido muy esperanzadores puesto que los dos problemas que a priori se planteaban se han visto resueltos de forma satisfactoria.

Resultados óptimos

En primer lugar, la producción de tomate obtenida en estas condiciones no se vio disminuida, consiguiendo unos buenos resultados tanto en cantidad como en la calidad del producto comercial, por lo que las dudas que se albergaban sobre el efecto del sombreo producido por las placas solares ubicadas en la cubierta del invernadero, no han tenido consecuencias negativas sobre el cultivo. Esto se debe fundamentalmente a que en nuestras latitudes hay exceso de radiación solar, especialmente en primavera y verano, junto a las medidas técnicas tomadas en el diseño tales como: porcentaje reducido de cobertura de placas, disposición de las placas solares no concentrada, altura de diseño y utilización de plásticos rígidos con alta capacidad difusora.

En segundo lugar, el nuevo diseño de la estructura del invernadero junto a la utilización de placas fotovoltaicas de silicio amorfo en lugar de las típicas placas de silicio cristalino con alto peso, ha permitido soportar adecuadamente las cargas que transmiten las placas solares a la estructura, habiendo superado satisfactoriamente las evaluaciones del comportamiento estructural del invernadero.

Fuente:

http://www.novedades-agricolas.com/es/noticias/31-noticias/242-un-nuevo-cultivo-para-el-invernadero-la-energia-electrica.html

 

Ultima modificación: 2012-11-19 | Volver al inicio

img_noticias/thumbnail_ajo.png
EL CULTIVO DE AJO Y EL CAMBIO CLIMATICO ...
La producción agrícola está &...
Leer más
img_noticias/thumbnail_Ajo.jpg
A DONDE SE HA IDO LA RENTABILIDAD DE LOS...
La Economía de Constanza depende en un 72% ...
Leer más
Como Sembrar? Foro Agrícola Clasificados
Siguenos en: Facebook Twitter