www.agrosiembra.com
icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif
icon_list/biblioteca.jpg icon_list/sembrar2.jpg icon_list/foro.jpg icon_list/clasificados.gif icon_list/noticias.gif icon_list/videos.gif
icon_list/novedades.gif
Cómo sembrar REMOLACHA ? icon_list/back_icon.jpg
Imprimir
Siembra
Épocas de siembra
Desde el punto de vista climático, en las zonas altas se puede sembrar todo el ao. En las zonas bajas es preferible sembrar a partir de octubre y noviembre, de modo que el engrosamiento de la raíz coincida con la época más fresca del año. En zonas bajas, las siembras entre febrero y octubre suelen tener bajos rendimientos por las altas temperaturas.

Métodos de siembra
La remolacha puede sembrarse en forma directa o por trasplante. La siembra directa es la más utilizada, sobre todo en áreas grades y/o en zonas donde la mano de obra es escasa. Haciendo anti económica la labor de trasplante. La principal desventaja de la siembra directa es el establecimiento poco homogéneo del cultivo en el terreno, quedando casi siempre porciones del campo con exceso de plantas en competencia fuerte y porciones con muy baja cantidad de plantas. Se utiliza aproximadamente una libra de semillas (glomerulos) por tarea.

La siembra por trasplante no es tradicional, aunque ciertos trabajos experimentales indican que se consigue mayor productividad con este tipo de siembra. Es probable que esto se deba a que se controla mucho mejor la densidad del cultivo (cantidad de plantas por unidad de área) en la siembra por trasplante que en la siembra directa. Las plántulas que se van a trasplantar pueden producirse en canteros hasta que alcanzan 3 o 4 hojas verdaderas (unos 30 días después de nacer), o seleccionarse entre las que se entresacan en las siembras directas de alta densidad. Las plántulas se recuperan fácilmente si se les da un riego después del trasplante y si las hojas no se parten durante el proceso.

Distancias de siembra
Las distancias de siembra son muy variables, dependiendo del sistema de riego utilizado, del nivel de mecanización del cultivo, de la fertilidad del suelo y del crecimiento esperado del cultivar. Se ha establecido que una planta necesita aproximadamente 400 centímetros cuadrados de terreno para crecer óptimamente.

Algunos productores preparan camellones (surcos) estrechos para sembrar hileras simples, surqueando a distancias de 40 a 60 cm; la mayoría prefiere preparar camellones (surcos) anchos que les permitan establecer 2 0 3 hileras por camellón (surco), surqueando a distancias de 65 a 90 cm. Sobre el camellón (surco), las plantas deberían quedar separadas por 10 a 15 cm, en el caso de utilizar hileras dobles o triples, la distancia entre estas hileras debe ser de unos 20 cm, dejando 10 a 15 cm entre plantas de la misma hilera.

En la República Dominicana, los productores prefieren sembrar al voleo sobre el surco, incorporando las semillas con una ligera capa de tierra al pasar un rastrillo o una rama sobre el lomo del surco. De este modo, las plantas no quedan a una distancia definida, generándose gran competencia en muchas partes del campo. De acuerdo con varios trabajos experimentales, el rendimiento en raíces comerciales no es significativamente diferente al utilizar los sistemas de hileras a distancias definidas o el sistema de voleo, aunque en este último se produce una mayor cantidad de raíces no comerciales por ser muy pequeño o de tamaño muy grande, mientras que en la siembra en hileras con distancias definidas es mucho más homogénea en tamaño de raíz y tiempo, a la cosecha de la misma. La conveniencia de un sistema u otro debe evaluarse sobre todo teniendo en cuenta las diferencias del costo de ambos sistemas de siembra y de los beneficios que cada uno pueda generar.

Otras labores del cultivo
Aclareo o raleo
Solo se recomienda en áreas pequeñas o en zonas donde la mano de obra este disponible a un costo que justifique económicamente la labor. Esta labor consiste en la eliminación de las plántulas excesivas que hayan nacido en el campo, a fin de reducir la competencia. Las plántulas que se sacan se pueden trasplantar en las partes del campo donde la densidad de plantas resulte muy baja, o para trasplantar a otros campos en donde se prefiere utilizar este método de siembra. El aclareo debe hacerse cuando las plántulas tienen 3 o 4 hojas (aproximadamente a las 2 semanas de haber nacido).

Aporques
Esta labor se recomienda para proteger la raíz del efecto suberizador del agua y el aire durante el periodo de crecimiento. Se hace junto a los desyerbos y/o la segunda aplicación de nitrógeno.

Fertilización
El programa de fertilización para un cultivo de remolacha debe basarse en las recomendaciones de un análisis de suelo y resultados experimentales, lo mismo que en cualquier cultivo. En los suelos pobres en materia orgánica se recomienda aplicar unas 300 libras por tarea (2200 kg/ha) de materia orgánica, preferiblemente estiércol bien descompuesto, varias semanas antes de la siembra.
El cultivo responde bien a la aplicación de fertilizantes químicos si el suelo tiene deficiencias.

Las plantas que sufren deficiencias de nitrógeno, son más pequeñas, con menor número de hojas que mueren prematuramente. El rendimiento es mucho menor que el normal. Cuando sufren deficiencias de fosforo y potasio, la planta luce achaparrada y la raíz es alargada y mal desarrollada.

Las deficiencias de manganeso están asociadas a la coloración rojo oscuro a purpura en las hojas, así como pobre crecimiento de follaje y la raíz. El micro elemento más crítico en el cultivo de la remolacha es el boro, cuya deficiencia provoca la apariencia enana de la planta, hojas más pequeñas y en menor número de lo normal, que llegan a adquirir tonalidades amarillentas y purpuras, se retuercen y se rajan longitudinalmente a lo largo del raquis o nervio central; el punto de crecimiento en la corona puede llegar a morir. En la raíz, el interior posee numerosas áreas oscuras o negras (corazón negro). La raíz engrosada no alcanza su tamaño normal y su calidad comercial es prácticamente nula.

La remolacha extrae de 6.6 a 16.7 libras de nitrógeno; de 0.8 a 1.4 libras de fosforo; de 8 a 14.7 libras de potasio; de 4 a 11.3 libras de calcio; 2.8 libras de magnesio; 1.1 libras de azufre y en cantidades menores de los demás elementos por cada tonelada de raíz engrosada producida, según diversos autores.

Internacionalmente se recomienda la aplicación de formulas completas y ricas, excepto en los suelos que contengan cantidades suficientes de algunos de los elementos, las cantidades recomendadas comúnmente son de 12 a 17 libras de nitrógeno; 5.5 a 10 libras de fosforo; y, de 4.5 a 10 libras de potasio por tarea. El fosforo y el potasio se aplica al voleo o en bandas bajo los surcos, durante la preparación del suelo o al momento de sembrar.

El nitrógeno debe fraccionarse, aplicando de 50% a 60% del total junto al fosforo y potasio, mientras el 40 y 50% restante del nitrógeno se aplicara unos 25 días después de la nacencia del cultivo, en bandas a lo lardo de las hileras. La división del nitrógeno en dos o tres aplicaciones esta especialmente recomendada en suelos arenosos.

En suelos con deficiencias, la remolacha responde bien a la aplicación de micronutrientes como manganeso, boro, hierro y molibdeno. La respuesta al cinc es mediana. Se recomienda aplicar boro cuando el nivel del elemento en el suelo es menor de 0.5 ppm; las dosis indicadas van de 1.5 a 6 libras de acido bórico por tarea. Es preferible aplicar los micronutrientes por vía foliar, haciendo 2 o más aspersiones a partir de los 30 días de la nacencia del cultivo.

Muchos investigadores han reportado que el crecimiento y el rendimiento de la remolacha pueden estimularse con la aplicación de sodio, aunque los expertos no han clasificado este elemento como esencial para el cultivo. De acuerdo a un trabajo experimental realizado en Puerto Rico, la aplicación de cloruro de sodio duplico el tamaño de las raíces y el rendimiento de las remolachas en zonas bajas.

En la República Dominicana, la mayoría de los productores de remolacha no se guían por análisis de fertilidad de sus terrenos, aplicando de 100 a 150 libras por tarea de formulas como 15 – 15 – 15 y 12 – 24 – 12 antes de sembrar, obteniéndose buenos resultados. Sin embargo, estas prácticas no están respaldadas por suficientes trabajos de investigación, por lo que no es posible asegurar que se están aplicando las cantidades y proporciones adecuadas de nutrientes.

Muy pocos trabajos de investigación sobre fertilización en remolacha se han realizado en el país. De estas se puede destacar que en suelos de fertilidad media y alta se han obtenido mejores resultados con 100 a 150 libras de 12 – 24 – 12 por tarea que utilizando hasta 50 libras por tarea de esa fórmula. Además, en terrenos con 0.35 ppm de boro no hubo incrementos significativos del rendimiento, diámetro de las raíces o del % de azucares, al aplicarse foliarmente hasta 1.5 Kg/ha (3.3 onzas/tareas) de boro.

Reguladores de Crecimiento
La mayor parte de los trabajos de investigación con reguladores de crecimiento se han realizado en remolacha azucarera. En la remolacha de mesa se sabe que la aplicación de acido giberelico puede inducir a la floración en aquellos lugares donde no existen las condiciones climáticas necesarias. Por otro lado, la aspersión de hidracida maleica ha reducido significativamente el crecimiento y el porcentaje de brotacion de la remolacha en la mesa cuando se almacena.

En Constanza, República Dominicana, la aplicación foliar del bio estimulantre folcisteina y la citokinina fenilmetilanopurino no aumentaron significativamente los rendimientos de la remolacha Detroit Dark Red, en un ensayo a nivel de campo.

Riego
El buen desarrollo de su sistema radicular permite a la remolacha soportar sequias cortas y reponerse de ellas sin sufrir mermas importantes de su productividad. El exceso de agua resulta perjudicial, pues las raíces sufren asfixia y pueden morir, además de que los encharques favorecen el ataque de las enfermedades de suelo. El suelo debe contener de un 60 a 70% de la capacidad de campo, no permaneciendo sobre 80% por mucho tiempo. El riego debe limitarse al llegar la remolacha a su tamaño comercial ideal. En la República Dominicana, el sistema de riego más utilizado es el de aspersión, dándose 9 a 10 riegos por ciclo. El sistema de riego por gravedad también es utilizado, pero debe evitarse el encharcado de terreno. El alto costo del sistema por goteo no justifica su uso en la remolacha, a menos que se utilice para cultivos más rentables (como el ajo) y se pueda usar en la remolacha durante la rotación del cultivo. El sistema por inundación está contraindicado pues limita el crecimiento de la raíz comercial y la hace más propensa al ataque de enfermedades de suelo.

Control de Malezas
Las malezas sirven como hospederas de plagas y enfermedades, además de competir con el cultivo por espacio, agua y nutrientes. La presencia de las malezas también entorpece físicamente la realización de las labores durante el cultivo y la cosecha.

Siendo la remolacha un cultivo de porte bajo, puede ser fácilmente arropado por las malezas. Es recomendable que las malezas sean eliminadas antes de que alcancen la etapa de cinco hojas verdaderas.

El control de las malas hierbas se realiza en forma manual (se estima que cerca de 90% de los productores dominicanos lo hace así), química o combinada (manual y química). El desyerbo manual debe ser superficial para no ocasionar daños a las raíces del cultivo. Comúnmente se da de 2 a 4 deshierbo durante el ciclo, dependiendo de la agresividad de las malezas. En suelos donde se sabe que la cantidad de semilla de malezas es muy alta, es conveniente reducir la población de malezas antes de establecer el cultivo, provocando su germinación antes de sembrar.

Una vez preparado el suelo, se da un riego antes de sembrar el cultivo, lo que estimula la germinación de las semillas de maleza. Con un segundo riego 4 a 7 días después del primero se consigue un mayor número de malezas germinadas. A los 15 a 20 días del primer riego, se aplica un herbicida total o “quemante” como glifosato o paraquat, que elimina las malezas que ya han brotado.

Se produce entonces a sembrar el cultivo, ya que el terreno está lista para la siembra antes delprimer riego. De este modo se da más oportunidad al cultivo para establecerse con menos competencia en su etapa inicial de crecimiento.

En remolacha, el control químico puede realizarse con los siguientes herbicidas. Los nombres utilizados corresponden a los ingredientes activos, mientras los nombres entre paréntesis son ejemplos de algunos de los nombres comerciales, sin que esto implique recomendación especial a esa marca comercial.

Antes de aplicar herbicida o cualquier otro agroquímico, debe leerse bien la etiqueta del envase del producto y seguir las instrucciones de los técnicos y/o distribuidores del producto a usar.

- Metalaclor (Dual 960 EC): se utiliza como pre – emergente, en dosis de 1.5 a 2.0 litros/ha de producto comercial.
- Linuron (Afalon): se utiliza como pre – emergente en dosis de 1.0 kg/ha de producto comercial.
- Oxifluorfen (Goal): se utiliza como pre – emergente, en dosis de 2.1/ha de producto comercial. Ni el cultivo ni las malezas deben de haber brotado.
- Cloridazon: se aplica en presiembra incorporado a 2 – 3 cm de profundidad. El suelo debe esta bien mullido y húmedo. Se aplica en dosis de 2.6 a 3.9 Kg de ingrediente actico por hectárea. Nunca debe aplicarse durante la nacencia del cultivo. Suele dar mejor resultado contra maleza en hojas anchas.
- Fenmedifan: se aplica como post emergente cuando el cultivo tiene más de tres hojas verdaderas y las malezas tienen hasta cuatro hojas verdaderas. No debe aplicarse si faltan menos de 60 días para la cosecha. La dosis recomendada es de 0.9 Kg de ingrediente activo por hectárea. Controla mejor las malezas de hoja ancha y se obtienen mejores resultados si se aplica mezclado con desmidifan (0.8 a 1.2 kg, de I.A./ha).
- Etofumesato: se recomienda aplicarlo mezclado con fenmedifan, en dosis de 0.6 kg de I.A./ha de cada herbicida.
- Lanacil: se aplica en pre siembra o en pre emergencia, en dosis de 0.6 a 1.2 kg I.A./ha
- Cicloato: se aplica en pre siembra incorporado a una profundidad de 3 a 5 cm. Se usan dosis de 3.5 a 5 kg de I.A./ha controlando sobre todo gramíneas anuales y ciperáceas. La mezcla con cloridazon (2.9 Kg I.A. de cicloato y 2.6 Kg I.A. de cloridazon/ha) proporciona mejores resultados.
- Graminicidas post emergentes: este grupo de herbicidas solo controla maleza gramínea en crecimiento activo. Algunos de ellos son: SEtoxidim (0.4 – 0.8 Kg I.A./ha), Diclofop – metil (0.6 – 0.8 Kg I.A./ha), Fluazifop – butil (o.5 – 1.5 kg I.A./ha), Halozifop – metil (0.12 – 0.72 Kg I.A./ha) Quizalopof – butil (0.07 – 0.2 Kg I.A./ha). Los graminicidas deben aplicarse con surfactantes o aceites no fito toxicos al cultivo para mejor su acción.
- Pirazon (Pyramin): como pre emergente en dosis de 1.5 a 2 kg I.A./ha.
- Glifosato (Roundup): como post emergente evitando mojar el cultivo. Desde 1 1 1.5 l/ha.
Agrosiembra te dice Como Sembrar
Has una siembra de calidad con nuestro instructor Online y obtén una mejor cosecha y mayores beneficios de tu siembra.
Que quieres sembrar?
Ají  -  (Capsicum annuum, C. chínense, C. Frutascens, C baccaturm y C pubescens.)
Ajo  -  (Allium sativum)
Apio  -  (Apium graveolens var. rapaceum)
Arroz  -  (Oryza sativa)
Brócoli  -  (Brassica oleracea var. italica)
Cebolla  -  (Allium Cepa)
Chile  -  (Capsicum annuum)
Coliflor  -  (Brassica oleracea L var. botrytis)
Fresa  -  (Fragaria vesca)
Fresa en Invernadero  -  (Fragaria vesca)
Guineo, Banano  -  (Musa AAA, Simmonds)
KIWI  -  (Actinida chinesis)
Lechuga  -  (Lactuca sativa)
Melón  -  (Cucumis Melo L.)
Papa  -  (Solanum tuberosum)
Piña  -  (Anana s Comosus)
Plátano  -  (Musa Grupo ABB)
Remolacha  -  (Beta vulgaris var. conditiva)
Repollo  -  (Brassica oleracea var. Viridis)
Sandía  -  (Citrullus lanatus (Thunb.) Matsum. & Nakai var. lanatus)
Tomate  -  (Lycopersicum esculentum)
Zanahoria  -  (Daucus carota)
icon_list/informate_icon.gif
img_noticias/thumbnail_CONTABILIDAD AGRICOLA.png
CONTABILIDAD AGRICOLA EN EL MUNICIPIO DE...
Hoy en día los productores agríc...
Leer más
img_noticias/thumbnail_exportacion.jpg
ABRIENDO EL MERCADO EXTRANJERO A TRAVES ...
Para muchos dominicanos el abrir mercados en e...
Leer más
Como Sembrar? Foro Agrícola Clasificados
Siguenos en: Facebook Twitter