www.agrosiembra.com
icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif icon_list/separator.gif
icon_list/biblioteca.jpg icon_list/sembrar.jpg icon_list/foro.jpg icon_list/clasificados.gif icon_list/noticias.gif icon_list/videos.gif
icon_list/novedades.gif
Especificaciones del Cultivo:
Fresa
AGRONOMÍA DEL FRESÓN
Taxonomía
Las fresas y los fresones pertenecen a la familia Rosácea y al género Fragaria

Descripción Botánica
La planta de fresón es de tipo herbáceo y perenne. El sistema radicular es fasciculado, se componen de raíces y raicillas. Las primeras presentan cambium vascular y suberoso, mientras que las segundas carecen de este, son de color más claro y tienen un periodo de vida corto, de algunos días o semanas, en tanto que las raíces son perennes. Las raicillas sufren un proceso de renovación fisiológico, aunque influenciado por factores ambientales, patógenos de suelo, etc., que rompen el equilibrio. La profundidad del sistema radicular es muy variable, dependiendo entre otros factores, del tipo de suelo y la presencia de patógenos en el mismo. En condiciones optimas pueden alcanzar los 2 – 3 m, aunque lo normal es que no sobrepasen los 40 cm, encontrándose la mayor parte (90%) en los primeros 25 cm.

El tallo está constituido por un eje corto de forma cónica llamado “corona”, en el que se observan numerosas escamas foliares.

Las hojas aparecen en roseta y se insertan en la corona. Son largamente pecioladas y provistas de dos estipulas rojizas. Su limbo está dividido en tres foliolos pediculados, de bordes aserrados, tienen un gran número de estomas (300 – 400 /mm2), por lo que pueden perder gran cantidad de agua por transpiración.

Las inflorescencias se pueden desarrollar a partir de una yema terminal de la corona, o de yemas axilares de las hojas. La ramificación de la inflorescencia puede ser basal o distal. En el primer caso aparecen varias flores de porte similar, mientras que en el segundo hay una flor terminal o primaria y otras secundarias de menor tamaño. La flor tiene 5 – 6 pétalos, de 20 a 35 estambres y varios cientos de pistilos sobre un receptáculo carnoso. Cada ovulo fecundado da lugar a un fruto de tipo aquenio. El desarrollo de los aquenios, distribuidos por la superficie del receptáculo carnoso, estimula el crecimiento y la coloración de este, dando lugar al “fruto” del fresón.

Cultivares de Fresón
Desde un punto de vista agronómico; los cultivares de fresón se pueden clasificar en tres grupos: reflorecientes o de día largo, no reflorecientes o de día corto, y remontantes o de día neutro. La floración en los dos primeros casos se induce por un determinado fotoperiodo, mientras que este factor no interviene en el tercero. En cualquier caso, no solo influye el fotoperiodo, sino las temperaturas u horas de frio que soporta la planta.

Variedades
Se conocen en el mundo más de 1,000 variedades de fresón, fruto de la gran capacidad de hibridación que presenta la especie.

En la provincia de Huelva la varidad californiana Camarosa ha desplazado totalmente a las europeas, ocupando un 98% de la superficie dedicada a la fresa, y todo ello gracias a su mayor productividad, precocidad, calidad y adaptación a las condiciones agroclimáticas onubnses. Esta es una variedad de día corto, originada en la Universidad de California, que requiere de licencia para su multiplicaicon y los productores tienen que pagar un Royalty. Presenta un fruto grande, muy precoz, de color rojo brillante externamente, interior muy coloreado y de buen sabor y firmeza. Se recomienda una densidad de plantación de 5 plantas/m2.

El 2% restante, se reparte entre las variedades de día corto Tudla, Oso Grande, Cartuno y Carisma.

- Tudla se caracteriza por su buena aptitud para el transporte, así como su resistencia a la clorosis férrica, por lo que resulta muy útil en las pequeñas áreas de la zona oeste en las que se presentan problemas locales de aguas salinas. La planta es vigorosa, de follaje erecto, producción precoz, frutos grandes, aromáticos, alargados, de color rojo intenso, tanto externa como internamente. Su productividad es elevada y se adapta bien tanto a la plantación con planta fresca en zonas cálidas, como a la plantación con planta frigo conservada en zonas de invierno frio.
- Oso Grande variedad californiana, cuyo inconveniente es la tendencia del fruto al rajado. No obstante, presenta buena resistencia al transporte y es apto para el mercado en fresco. De color rojo anaranjado, forma de cuña achatada, con tendencia a aparecer bilobulado, calibre grueso y buen sabor. La planta es vigorosa y de follaje oscuro. En zonas cálidas bajo protección de plástico, se recomienda trasplantar con plantas productivas en viveros de altitud durante octubre para la producción a finales de invierno. En zonas de invierno frio, el trasplante se realiza durante el verano para la producción en el año siguiente a principios de primavera. Se aconseja una densidad de plantación de 6 – 7 plantas/m2, colocadas en caballones cubiertos de plástico, con riego localizado y líneas pareadas.
- Cartuno fruto de forma cónica perfecta, con calibre uniforme, color rojo brillante, sabor azucarado, ligeramente más precoz que Oso Grande, con curva de producción homogénea durante la campana. Bien adaptado a plantaciones de otoño y de verano. Resistente a la clorosis férrica. La planta es vigorosa, de follaje importante, con flores destacadas del mismo.
- Carisma variedad muy vigorosa y rustica, capaz de adaptarse a todo tipo de suelos y climas, precoz y muy productiva. El fruto es de forma conica, a veces acostillada, de gran tamaño y color rojo suave. Se recomienda para plantación en otoño como planta fresca y en verano como planta frigo conservada.

Fisiología del Desarrollo
Etapas para una variedad no refloreciente, como son las habitualmente cultivadas en Huelva.
- Verano: periodo con influencia de días largos y temperaturas elevadas, la planta crece y se multiplica vegetativamente por emisión de estolones.

- Otoño: con incidencia de días cortos y temperaturas descendentes, se da una paralización progresiva del crecimiento, con acumulación de reservas en las raíces. Comienza la iniciación floral y la latencia de la planta.

- Invierno: periodo de días cortos y bajas temperaturas en el que se produce una paralización del crecimiento, hasta que la planta acumula el frio necesario y sale de la latencia.

- Primavera: con la elevación de las temperaturas y el alargamiento progresivo de los días, aparece una reanudación de la actividad vegetativa, floración y fructificación, aumentando con la longitud del día.

En latitudes como las de Huelva, este comportamiento, varía notablemente debido a la suavidad de las temperaturas invernales. Este hecho permite una actividad vegetativa casi ininterrumpida a lo largo de todo el año. Los factores limitantes del crecimiento resultan ser entonces el fotoperiodo y las altas temperaturas estivales.

No obstante, el fresón necesita acumular una serie de horas frio, con temperaturas por debajo de 7º C, para dar una vegetación y fructificación abundante. Este requerimiento en horas frio, muy variable según los cultivares, no suele satisfacerse totalmente en las condiciones climáticas onubenses. Ello obliga a desarrollar las plantas en latitudes altas, de forma que una vez acumulada la cantidad de frio necesaria para cada cultivar, dichas plantas son trasladadas al litoral onubense para fructificar y producir.

Es muy importante determinar el frio requerido por cada variedad, debido a que insuficiente cantidad del mismo origina un desarrollo débil de las plantas, que dan frutos blandos y de vida comercial reducida. Un exceso de frio acumulado, por otra parte, da lugar a producciones mas bajas, un gran crecimiento vegetativo y la aparición de estolones prematuros.

Exigencias Agroclimáticas
Clima
La fresa es un cultivo que se adapta muy bien a muchos tipos de climas. Su parte vegetativa es altamente resistente a heladas, llegado a soportar temperaturas de hasta -20º C, aunque los órganos florales quedan destruidos con valores algo inferiores a 0oC. Al mismo tiempo son capaces de sobrevivir a temperaturas estivales de 55º C. Los valores óptimos para una fructificación adecuada se sitúan en torno a los 15 – 20º C de media anual.

Temperaturas por debajo de 12º C durante el cuajado dan lugar a frutos deformados por frio, en tanto que un tiempo muy caluroso puede originar una maduración y coloración del fruto muy rápida, lo cual le impide adquirir un tamaño adecuado para su comercialización.

La pluviometría mínima requerida en secano se sitúa en torno a los 600 mm, en regadío es necesario aportar en nuestras latitudes del orden de 2000 mm durante el ciclo del cultivo otoñal.

Suelo
La influencia del suelo, su estructura física y contenido químico es una de las bases para el desarrollo del fresón. Este prefiere suelos equilibrados, ricos en materia orgánica, aireados, bien drenados, pero con cierta capacidad de retención de agua.

El equilibrio químico de los elementos nutritivos se considera más favorable que una riqueza elevada de los mismos. Niveles bajos de patógenos son igualmente indispensables para el cultivo.

La granulometría óptima de un suelo para el cultivo del fresón aproximadamente es:

- 50% de arena silícea
- 20% de arcilla
- 15% de calizas
- 5% de materia orgánica

En definitiva, un suelo catalogado como arenoso o franco – arenoso y homogéneamente profundo se acercaría al ideal para nuestro cultivo.

En cuanto a las características físicas – químicas que debe reunir el suelo de un fresal se tiene:
- pH: la fresa soporta bien valores entre 6 y 7. Situándose el optimo en torno a 6.5 e incluso menor.
- Materia orgánica: serian deseables niveles del 2 al 3%
- C/N: 10 se considera un valor adecuado para la relación carbono/nitrógeno, con ello se asegura una buena evolución de la materia orgánica aplicada al suelo.
- Sales totales: hemos de evitar suelos salinos, con concentraciones de sales que originen conductividad eléctrica en extracto saturado superiores a 1 mmhos.cm puede empezar a registrarse disminución en la producción de fruta.
- Cáliz activa: el fresón es muy sensible a la presencia de caliza activa, sobre todo a niveles superiores al 5%. Valores superiores provocan el bloqueo del Hierre y la clorosis consecuente.

Agua de Riego
La fresa es un cultivo muy exigente tanto en las cantidades de agua, muy repartidas y suficientes a lo largo del cultivo, como en la calidad que presenta esta. El cultivo se resiente, disminuyendo su rendimiento, con concentraciones de sales en el agua superiores a 0/8 mmhos.cm
Seleccione otro Cultivo
Agrosiembra te da la oportundiad de conocer la especificación de los cultivos, con el fin de darte una mejor orientación al momento de
Ají  -  (Capsicum annuum, C. chínense, C. Frutascens, C baccaturm y C pubescens.)
Ajo  -  (Allium sativum)
Apio  -  (Apium graveolens var. rapaceum)
Arroz  -  (Oryza sativa)
Brócoli  -  (Brassica oleracea var. italica)
Cebolla  -  (Allium Cepa)
Chile  -  (Capsicum annuum)
Coliflor  -  (Brassica oleracea L var. botrytis)
Fresa  -  (Fragaria vesca)
Fresa en Invernadero  -  (Fragaria vesca)
Guineo, Banano  -  (Musa AAA, Simmonds)
KIWI  -  (Actinida chinesis)
Lechuga  -  (Lactuca sativa)
Melón  -  (Cucumis Melo L.)
Papa  -  (Solanum tuberosum)
Piña  -  (Anana s Comosus)
Plátano  -  (Musa Grupo ABB)
Remolacha  -  (Beta vulgaris var. conditiva)
Repollo  -  (Brassica oleracea var. Viridis)
Sandía  -  (Citrullus lanatus (Thunb.) Matsum. & Nakai var. lanatus)
Tomate  -  (Lycopersicum esculentum)
Zanahoria  -  (Daucus carota)
Como Sembrar? Foro Agrícola Clasificados
Siguenos en: Facebook Twitter